Attualità

Uruguay
07.06.2021

La Hoja de la Ticinese - Junio de 2021

                                                                                                 LA HOJA DE LA TICINESE

 

                                                                                                                                                                                                                                 Junio 2021

 

Cumpleaños de junio

11: Carlos Salveraglio  27072311

13: Rosa Aquerman de Necco 2711 9524

18: Sebastián Barreira 2619 4302                    

28: Luca Beviacqua  092 172 985

¡Muchas Felicidades a todos!

 

La historia de la SPLT contada en “La Hoja” de mayo atrajo a nuestros socios y uno de ellos nos preguntó especialmente sobre la Sede de la Sociedad que poseemos en Carrasco. Elegimos entonces los párrafos de las Actas que se refieren a las dos  PROPIEDADES: 

En 1891, el tesorero Enrico Moneda presenta el estado de caja y se constata que las finanzas son respetables. (Se confirma a Moneda como tesorero en muchas oportunidades. Evidentemente se desempeñaba muy bien y además poseía el apellido adecuado para el cargo.)

El primer bien del que dispuso la Sociedad fue un panteón en el Cementerio del Buceo.

En 1892, un socio propone que la Società tendría que tener un local para celebrar sus asambleas, tema que es dejado a estudio de la Comisión.

La Comisión Directiva se reunía en distintos lugares: en 1900 aparece una sede social provisoria en 18 de Julio 126. Más tarde, lo hace en el local comercial de Moneda.

En 1917 la sede de reuniones empieza a ser la "Segreterìa della Società Svizzera di Mutuo Soccorso", lo que se prolonga hasta 1932.

En 1928, el socio Mola presenta un proyecto para comprar un terreno con el fin de edificar un salón de fiestas ya que, los banquetes y reuniones sociales se hacían en distintos lugares, por ejemplo, en el local de la “Società Ricreativa La Cà di Matt".

En 1929 se adquirió un solar por la suma de 2.000 pesos para edificar un salón en el mismo. Una comisión pedirá presupuestos para su construcción, con facultad absoluta para decidir por la propuesta más conveniente, teniendo que dar preferencia a la opción  presentada por los socios siempre que su valor sea igual o superior a un máximo de 150  pesos a la de los concurrentes no socios.  La cantidad fijada como costo  máximo  es de 1.300 pesos.

De los presupuestos presentados se acepta el del socio Jorge Realini, que es de 1.365 pesos.

Se empieza a construir, además del salón, un cuarto de vestir, cocina y W.C. (baño), lo que hace que el presupuesto final se ubique en 1.145 pesos más de lo estipulado.

Se resuelve gestionar un préstamo de 1.500 pesos sobre hipoteca del edificio social en el Banco Hipotecario. Esta hipoteca no puede realizarse porque el Banco no hace operaciones cuando los bienes en Carrasco distan más de 1.000 metros de la Rambla.

Se propone que la operación se haga con el Banco Foncier, que se busque una deuda que no pase por gastos de amortización e interés a más de $15 por mes.

Un grupo de socios preparará la inauguración de la casa social. Sartori controlará  la instalación de la luz eléctrica, Helvecio Signorini hará dono (una donación) a la sociedad de un juego de cocina compuesto de olla, tazas, jarros, caldera, etc. Se compra el mobiliario. (142,10 pesos) y se declara, por unanimidad, inaugurado el local social en Carrasco el 6 de abril de 1930.

Hubo otras donaciones de socios: Negri aportó una rinconera y un brazo para la luz, (que hace unos años fue restaurado y colocado); Laghi, un cuadro; Galileo Mola, una mesa y 12 sillas de Viena para el salón; Cayetano Piffaretti, dos cuadros: uno con la imagen del General Artigas y el otro con una vista del Palacio de Berna. (La Asamblea Federal)

En 1933 aparece en los registros la primera reunión en Carrasco, en la  Avenida Juan M. Pérez. (hoy Juan Bautista Alberdi)

 

Con el tiempo, nuestro local fue mejorado en varias oportunidades. Ahora corresponde a nosotros preservarlo y, aunque no podamos utilizarlo en este momento de pandemia, no nos hemos olvidado de la necesidad de conservarlo en buenas condiciones.

En el pasado mes de mayo se realizaron los siguientes trabajos:

  • Limpieza e impermeabilización de la planchada que cubre la Sala Hurni, la cocina y parte de la escalera posterior.
  • Sellado de grietas, retoque de pintura y limpieza en el techo de la Sala Belloni.
  • Pintura de los extractores de  humo de las dos chimeneas.

Todo esto es posible merced a las contribuciones de los Socios y a una importante donación anónima, que agradecemos muy especialmente. Y desde ya, les anunciamos que hay otros proyectos en marcha, que pronto se concretarán.